... ...
Home / Secciones / No ni ná / Una realidad esperada

Una realidad esperada

Esto es una realidad sin más, sin otra cara diferente, sin más razón ni sentimiento que la verdad. Hay frases que adquieren mucho más sentido cuando llegando una sesión de esta vida que estamos escribiendo en nuestros libros, empiezan a coger color los acordes de una presentación. De esa presentación que no se expuso en días pasados pero que ahora empieza a sonar, y resonar en la cabeza.

Han sido tres minutos cortos, tres minutos de letra conexa y pegada a una música (más bien músicas) que hace que ese tándem sea, ante todo, una sola obra. Todo encaja, todo tiene sentido y ya sabemos cuál será ese impacto inicial del grupo. Nos ponemos nerviosos pensando en ese momento del debut, donde pisando unas tablas cualquiera, de oro para nosotros, la gente espera nuestras voces y aquello que tenemos que decir.

Conocemos el cuento de la lechera pero es inevitable que los ojos se cierren y que la mente vuele a esos momentos futuros que se acercan sin parar, apretándonos, poco a poco, el corazón.

Al abrir los ojos todavía tiemblan las cuerdas de la guitarra por los sones que acaban de crearse. Risas nerviosas, y exclamaciones de asombro por doquier, es una muestra de cómo el grupo acogió la presentación. No hay otra que queramos ya, ni siquiera la pensada o imaginada por cada uno de nosotros donde veíamos hasta juego de voces dignos de una comparsa de primer premio.

Todo da igual, aquello no tiene importancia, porque esos acordes que despiertan la risa de todos, es lo que nos importa. No sé qué hora será ni cuánto ha pasado pero los corillos se mantienen, desgranando cada parte, pidiendo otra vez que se escuche la presentación. Y otra, y otra.

–  Hay que ensayar, señores.Hay que seguir que esto no es el final.

Por mucho que hagamos, la cabeza está en aquella presentación; pensando y recordando cómo era, pero deseando que llegue el final del día, más bien de la noche, para volver a quedarse perplejos ante aquello que el músico y el letrista han creado para nosotros. Eso son palabras mayores…, para nosotros. No nos cansamos, ni asumimos, que estas letras y sones, son sólo nuestros.

Ni palabras me salen para desgranaros los sentimientos que nos albergan ante lo cantado. Es diferente a todo, es lo que buscábamos y necesitábamos para sentir que esto era un proyecto totalmente real. No es que hubiera dudas es que requeríamos una confirmación, esta confirmación, de que todo lo que estamos haciendo sí tiene un final. Todavía no nos lo creemos.

Que poco nos queda para montarlo todo, pero que ganas de verlo terminado.

Hoy hemos dado un paso más, tenemos día menos, y las ganas intactas después de todos estos ensayos.

Si es que le pese a quién le pese…, más nos alegra una copla que un himno religioso, más una risa que una absolución, y más los besos de un amor que todo el amor propio de una idolatrada imagen difusa.

telón falla

About Annónimo

Check Also

el-final-esta-cerca

¿Todo se acaba?

Todo se acaba. Estamos ante los últimos ensayos dando el “do de pecho”, pero nos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies