... ...
Home / COAC 2016 / ENTRE MÉJICO Y EGIPTO SE DEBATE UNA CORONA CON UN SÉQUITO NADA PLEBEYO

ENTRE MÉJICO Y EGIPTO SE DEBATE UNA CORONA CON UN SÉQUITO NADA PLEBEYO

Una gran noche de Falla la de esta novena de preliminares, dónde las esperadas superaron las expectativas, y el resto dieron ampliamente la talla. En conjunto, una sesión muy digna de este concurso para disfrute de todos los aficionados.

Fuente fotos: La Voz Digital
Fuente fotos: La Voz Digital

Para abrir la sesión, como no podía ser de otra manera, un coro. Pero no era un coro cualquiera. Era el vigente campeón de la modalidad, el coro de Julio Pardo que se presentaba ante el respetable para recordarnos que sigue siendo el rey.

Majestuoso conjunto,  lleno de colorido el forillo, que nos trasladaba hasta el otro lado del charco. Concretamente, hasta el país de los mariachis, el tequila y las rancheras. Méjico integrado en cada alma del gaditano que cantaba, no había duda. Las voces, los instrumentos, la música, han hecho en su conjunto una difícilmente superable obra de arte.
Pero esa era la forma, la que te llega de primeras y la que nos ha cautivado el corazón con la primera falseta. Pero también había un fondo.
Un fondo con letras que desprendían rebeldía y punzaban sentimientos… como explicarlo…teofílicos. No añorando lo pasado, quizás más bien pataleando por lo perdido. Poco humilde por lo personal: pues quizás era momento de dar paso a savia nueva, y por lo general: Demos tiempo a demostrar si el demonio es tan demonio y si consigue o no la gloria prometida. Pues los santos no lo han hecho en 20 años, no querremos milagros desde el infierno,¿No?
Críticas aparte, tan lícitas las suyas como las mías, el coro ha puesto el listón a una altura que a día de hoy no se vislumbra. Una delicia para los sentidos.

Añadiendo aire fresco a la modalidad, se presentaba la segunda actuación de la noche: El Capitán Babucha y la tropa que lo escucha. Una comparsa con mucha gracia. SÍ, con mucha gracia he dicho, que no es necesario traer melodramas. Que se pueden traer ideas alegres y mandar mensajes maduros y directos. He aquí la prueba.
Un grupo de voces jóvenes, que han demostrado en los pasodobles, tener las ideas claras. Reivindicativos los dos, destacable especialmente el primero dedicado a las necesidades de la fiesta.
Muy buena tanda de cuplés, de temática calentita de actualidad.
El popurrí muy al tipo, siguiendo las historias de este capitán satirón y de su séquito de secuaces.

Plato fuerte el de la tercera actuación de la noche. Otro primer premio del pasado año, la chirigota de Vera Luque, que se presentaba con Los polvos egipcios.
Un faraón, su mano derecha y el séquito de esclavos. Actuación de no perder hilo porque los golpes se suceden desde el minuto 1, o más bien desde el -1, porque hasta el análisis del forillo merecía ya la pena. Interpretación de diez, para presentarnos lo que ya era evidente para nuestros ojos: Estábamos en  Egipto.
La tanda de pasodobles marca Vera. Llenos de mensaje, sin dejar ni una palabra sin sentido. A su responsabilidad para/por la fiesta y el aficionado, el primero. Y a los derroches y la herencia de deudas dejada por la anterior alcaldesa de la ciudad. Con gracia, al tipo, pero sin dar puntada sin hilo.
Genial también la tanda de cuplés, con Cristiano y Cheryshev de protagonistas en el primero. Que mira que se le ha cantado ya al tema, pues ha conseguido el giro de tuerca que lo hace diferente. Y al alcalde de Cádiz el segundo. Música y coreografía muy conseguidas al tipo.
Finalmente, un popurrí ingenioso, en los que aunque parezca imposible, ha conseguido trasladar y comparar los problemas de trabajo y esclavitud de aquellos tiempos, al panorama actual. ¿Exagerado? No crean que tanto…Magnífica chirigota que estará a buen seguro, luchando en la pomada.

Y para cerrar la primera parte de la sesión, la comparsa Vida. Romántica idea con la historia de la vida. Cada uno es protagonista de su vida, de la que todo el dominio está en tus manos menos el punto y final. Una vital y positiva idea del ciclo de la vida.
Los pasodobles con temáticas de las que llegan. Al aficionado el primero. Pero al aficionado de verdad, al que “no rinde pleitesía a una sola pluma”. Y el segundo a la ilógica posición de los catalanes independentistas, sacando pecho como andaluz en el remate. La tanda de cuplés ha sido la parte más desapercibida de la actuación.
Bonito popurrí llevando letra y música al unísono por los ciclos de la vida. Vital y alegre en la infancia, movida en la adolescencia, más dura en la madurez, y sensibilizando en la vejez… La vida mismas, pero con banda sonora. Otra buena comparsa que nos llega desde fuera de la tacita.

Tras el descanso, hacía lo propio la comparsa de Pedrera, La Estación. Ambientada en una estación de tren, antes de empezar, ya chocaba la tristeza con la tónica positiva que llevaba la noche. Destacable en su actuación la letra de sus pasodobles. De presentación a su historia el primero, y con un punto más positivo el segundo: “Que no importa cuanto vivas lo que importa es la manera”.
Tanda de cuplés con poco enganche entre el público. El popurrí bonito, con algunos problemas de afinación, pero no exageradamente más allá de los propios por los nervios.
Otra joven comparsa a la que le queda por madurar, que a buen seguro iremos viendo crecer en años venideros.

Y por fin un cuarteto sobre las tablas. Difícil modalidad que cuando pega, pega dos veces por su escasez en cuantía. Además, la de esta noche era especialmente esperada por estar compuesta por reconocidos chirigoteros de la talla de Julio Álvarez y el Popo, además de Fernando Otero y José Luis Torrejón.
Y no defraudó. Bajo la autoría de Lolo Seda y Fede Quintero, Las aventuras de Tontín, entraron pegando desde el primer momento de la parodia, con chistes ocurrentes y de muchísima actualidad: “Quítame la mano que ni tú eres el Selu, ni yo soy Juan”, comenzaban en alusión a la chirigota Si me pongo pesao me lo dices. Una parodia de carcajada continua. Con un periodista poco avispado y un transfondo político como temática, han sabido sacar punta a un tema muy recurrente en este concurso.
Tanda de cuplés engarzados muy simpáticos que han enganchado al público en el estribillo.
En el tema libre, temas tan cotidianos como el whats app, públicos como chabelita o parodiados como la vuelta de la Teo. Reconocido trabajo con el público en pie al terminar la actuación.

Y bien entrada ya la madrugada, la luna de cuarto menguante, fue tornándose llena solo dentro del Falla. Como en un mundo paralelo, como en un mundo aparte. Y de esta forma, comenzaba la última comparsa de la noche. Desde Córdoba, estos lobos se presentaban con su Luna llena.
Las luces de penumbra sobre el escenario, recalcando más si cabe lo tétrico de la noche, y lo misterioso de ese hombre de leyenda convertido en lobo, contrastaban con la línea melódica de la actuación. Una música cuidada, mimada, sin estridencias, con la que consiguieron lo más difícil: transformar, al igual que en el mito, el paraje más tenebroso, en la actuación más romántica.
Pasodobles con sentimiento. Una historia de luces y sombras, de muertes que dan vidas, como son los transplantes, para el primero. Y un merecido homenaje a quien ya viniese con esta idea en el ´86 con Hombres Lobos: Don Enrique Villegas.
Cuplés con toque de gracia, que ya tiene mérito en ese contexto. Y finalmente, sin perder el hilo romántico de toda la actuación, se desarrolló el popurrí. Lleno de vida y con la luna como protagonista… “Esta noche de luna quédate junto a mí”. Junto con los pasodobles, lo mejor de la actuación.

Por último en esta interesante sesión de preliminares, la chirigota Con más age no lo hay. Pagando la penalización de la hora, se presentaban estos coloridos quiromasajistas en su gabinete particular lleno de clientes. Pues no les faltaba un detalle, incluyendo al paciente. Buena tanda de pasodobles, destacando el pellizco del primero hacia la modalidad, con letra y música de Manolito Santander (hijo). Sin duda una maravilla emanada de lo más profundo de quien lo ha mamado.
Reseñables también la tanda de cuplés. Engarzados ambos por el remate. Popurrí muy chirigotero, con un gran movimiento para presentar todos los perfiles imaginables de clientes.

About Lydia Orellana

Check Also

foto

Primera semifinal con sabor a final

Primer dia de Semifinales de este inolvidable COAC 2016, unas semifinales que bien podrían ser …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies